Noviembre 2011 negro

Berlusconi era popular por ciertas fiestas, pero a la última ha invitado a toda Europa.

Los próximos dias parecen decisivos para ver si el sistema bancario aguanta. Poco va a cambiar por modificar los gobiernos de Grecia o Italia. Y peor aplicar más medidas impopulares que no arreglan nada. Una lenta recuperación sería ahora el peor de los males.

La sociedad del bienestar mira el contador del tipo interés de la deuda con miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *